Chía: el superalimento prehispánico

Home / Sin categoría / Chía: el superalimento prehispánico

La chía se ha cultivado por siglos, sobre todo en México y Guatemala, desde tiempos anteriores a la llegada de los españoles. Además del maíz y del frijol, la chía era uno de los cultivos más preciados de las culturas prehispánicas. Se utilizaba como superalimento, como ofrenda a los dioses o para elaborar aceites de esencias y propiedades curativas.

Sin embargo, su popularidad volvió a emerger después del año 1991, cuando el doctor Wayne Coates, investigador de la Universidad de Arizona, se dedicó a estudiar sus propiedades y la chía se colocó como uno de los superalimentos más importantes por su valor nutritivo.

 

chia 1

 

Rica en fibra. Una porción de 28 gramos de chía aportará a tu dieta 11 gramos de fibra, es decir, un tercio de la cantidad recomendada por médicos para adultos.

Rica en calcio, fósforo y magnesio. Una porción de 28 gramos de chía contiene el 18% del calcio recomendado al día, además, como también es rica en fósforo y magnesio, al consumirla podríamos ayudar a nuestro cuerpo a mantener dientes y huesos sanos y a prevenir la osteoporosis.

Rica en proteína de origen vegetal. Una porción de 28 gramos de chía contiene 4.4 gramos de proteína, es decir, 10% de la cantidad requerida diariamente, por lo que la chía es ideal para quienes desean consumir más proteína sin comer carne o productos animales.

Mantiene tu corazón más sano. Las semillas mejoran la presión sanguínea de los diabéticos, incrementa los niveles de colesterol sano y disminuye los niveles de colesterol dañino.

Ayuda a combatir la diabetes tipo 2. Actualmente se está investigando cómo es que la chía puede usarse para tratar la diabetes. Hasta ahora sabe que su consumo ralentiza los ritmos de digestión, además, la capa gelatinosa que la chía desarrolla cuando se remoja en un líquido controla los niveles de azúcar en la sangre.

Ayuda a adelgazar. Gracias a que la chía regula los niveles de azúcar en la sangre, ayuda a controlar la cantidad de grasa abdominal que se acumula.

Te llena más rápido. Como la chía es alta en fibra y contiene triptofano, un aminoácido que, entre otras cosas, regula el apetito y el sueño, te ayudará a mantenerte satisfecho por más tiempo.

 

chia blanca 1

 

Existen muchas variedades de la chía, sin embargo, las más comunes son las blancas, negras o cafés. De hecho, las clases de chía más saludables son las blancas o negras. Si las semillas se ven de color rojo, significa que no han madurado todavía.

Prueba a incluir la chía en tu dieta; es muy fácil: puedes consumirla con tu cereal, usarla para empanizar, echarla en agua de limón o agregarla a tus ensaladas o smoothies.

Publicaciones relacionadas

Comentario