¿Por que las usuarias de la copa menstrual nunca volveremos a usar toallas ni tampones? 5 razones

Home / Uncategorized / ¿Por que las usuarias de la copa menstrual nunca volveremos a usar toallas ni tampones? 5 razones

¿Por que las usuarias de la copa menstrual nunca volveremos a usar toallas ni tampones? 5 razones

 

Mientras más tiempo pasa de conocer y usar la copa menstrual, se vuelve mucho más inconcebible volver a usar toallas o tampones. Pero a veces pasa que, a pesar de que hemos convivido con la menstruación por años, todavía hay ocasiones en las que nos agarra desprevenidas, llega adelantada, o de plano perdemos la cuenta. Nos asomamos a la mochila y, claro, no empacamos nuestra copa. Hay que conseguir una toalla de emergencia, sólo para sobrevivir hasta el momento de volver a casa.

 

Razón 1. ¿Por qué no un tampón?

¡Nunca! Jamás nos volveremos a introducir una esponja llena de químicos, que resecan las paredes, que nos provocan mayor sangrado —sólo para que compremos más y más cajas—. (Tan solo imaginarlo, duele por dentro).

Así que esta única vez será una toalla. Aunque también está llena de químicos, al menos se quedará fuera de nuestro cuerpo.

 

Razón 2. Comienza la ola de incomodidades

  • Ya no estamos 100% tranquilas.
  • Vuelven las dudas si estamos secas.
  • Adiós al libre movimiento.

 

Razón 3. La basura triplicada (o sextuplicada)

Vuelves a notar la enorme cantidad de basura que encierra esa toalla:

  • Los plásticos que componen las diferentes capas de la toalla.
  • Los químicos que se usaron para blanquearla.
  • La bolsita que la contenía.
  • El paquete de plástico en el que venían las 14, 25 o 30 toallas.
  • (Eso sin contar el ticket de la compra).
  • (Y además la bolsa del súper, que desafortunadamente muchas personas siguen aceptando en las tiendas).

 

Razón 4. Combustible

Si pensamos a gran escala, imagina todo el combustible que se necesitó para

  • los camiones que llevaron los paquetes de la fábrica a la matriz del súper y luego a cada sucursal.
  • producir a gran escala millones de toallas/tampones + tubos colocadores + envolturas + paquetes entre los que se encontraba esa simple toallita.

 

Razón 5. Hagamos cuentas

Una sola copa menstrual puede durar hasta 10 años. Su empaque es de cartón. Su bolsa es de tela. Estos tres artículos sustituyen a las

Es demasiado plástico que tardará cientos de años en descomponerse.

 

Ya muero por llegar a casa, a quitarme estos plásticos, volver a mi copa. Y espero nunca jamás olvidarla en casa. Y que nunca se me presente una ocasión para dar otro centavo a estas empresas generadoras de basura.

 

Publicaciones relacionadas

Comentario