Un edén después de la guerra en Corea

Home / Sin categoría / Un edén después de la guerra en Corea

La guerra de Corea en 1950 fue el primer conflicto importante en un mundo que estaba divido en dos. El resultado fue también la división de Corea en dos naciones: la del norte, apoyada por la URSS y China, y la del sur, apoyada por Estados Unidos y la ONU. En la frontera de estos dos países se creó una zona desmilitarizada que ahora es uno de los santuarios ecológicos más importantes del mundo.

En la franja de 4 kilómetros de ancho por 238 km de largo, la intervención humana ha sido nula y esto ha permitido a la naturaleza recuperar miles de especies de animales, plantas, insectos, anfibios y reptiles. Lo ceñido de las alambradas, por otro lado, ha permitido que sólo animales pequeños, insectos y aves ingresen al nuevo hábitat, esto beneficia a los antiguos predadores, que han podido recuperar sus poblaciones.

oso

Especies como el leopardo del Amur, el oso negro asiático y la ballena gris de Okhostsk han encontrado en estas tierras y aguas el hogar que la guerra, la industria y la explotación descontrolada les arrebataron.

 

Publicaciones relacionadas

Comentario